La mayoría de las personas que deciden modificar su huella ecológica en el planeta, comienzan por modificar o cambiar completamente los productos de limpieza que se utilizan diariamente en el hogar. Hay que tener cuidado a la hora de invertir en los mismos, ya que si no sabemos lo que buscamos y necesitamos, podríamos estar desperdiciando nuestro dinero y apoyando causas a medias o causas descaradamente falsas.

Los cosméticos y productos de limpieza no tienen regulación legal. Son industrias millonarias autorreguladas que se comprometen a buenas practicas (les suena esto conocido?) según su criterio. Cualquiera puede sacar un producto y estamparle una etiqueta verde con su respectivo “orgánico y 100% natural” y si no sabes leer la etiqueta podrías estar comprando un producto que a la larga podría empeorar alguna condición alérgica o exponer innecesariamente a tus hijos a químicos peligrosos.

Que buscar en las etiquetas? No tienes que ser químico para entender que una calavera no puede ser muy buena. Los productos así de tóxicos no tienen espacio en un hogar donde hay niños pequeños que podrían ser afectados por quemaduras, inhalación e ingestión. Tóxico es tóxico, y ya conocemos a los hijos de Homero Simpson.

Las certificaciones conocidas son buenas pistas. Pero cuales son estas? Aquí les comparto las que conozco, en espera de que aportes para que la lista crezca y se convierta en un documento de uso diario a la hora de hacer nuestras compras responsables.

Fair Trade:
Estas comprando un producto hecho con ingredientes y materiales que comerciaron sus productores y artesanos originales. No hay mano de obra explotada del tercer mundo involucrada y se pagó un precio justo por la materia prima venga esta de China, Honduras o Kenya.

El conejito: Not animal tested.
Este es el conejito que buscan los veganos con desesperación, y nos elude más que el conejo de Alicia en el País de las Maravillas. Este producto no contiene ingredientes que se hayan probado o experimentado en animales. Seria maravilloso ver mas conejos en nuestros empaques.

Envases plásticos reciclados PET, HDPE y PP (post consumer recycled plastic)
Los envases pueden ser de los siguientes tipos. Envase de plástico PETE o PET 1 (tereftalato de polietileno). Su uso más común es para agua embotellada. Es lindo encontrar jabón líquido empacado en este tipo de plástico también, como Dr. Bronner’s.
El HDPE 2 (polietileno de alta densidad) se utiliza para sustancias con detergentes y solventes y es más resistente. El PP 5 (polipropileno) es más denso, menos maleable y aún más resistente. Se utiliza para las tapas de los envases plásticos. El mejor envase para un producto de consumo sigue siendo el vidrio. (y si es Atlas, Balboa o Panamá, mejor.)

Sello USDA ORGANIC
Unairis Steis Deparmen of Agricultura… suena bien Big Brother, pero es una certificación válida. Scott Chaskey es uno de mis granjeros orgánicos favoritos (http://www.nytimes.com/2005/06/02/garden/02cutt.html) y ha consultado para muchas organizaciones de certificación. Si lo investigas podrás encontrar mayor información sobr el tema de las certificaciones orgánicas. Que significa el sello: Las granjas de donde salieron los ingredientes de lo que estás comprando cumplen con las regulaciones de esta institución. Aqui es bueno saber cuales son las espcificaciones ya que a veces tienden a ser demasiado flexibles. Hay sellos de organizaciones estatales como la OTCO (Oregon Tilth Certified Organic) que me parecen una excelente iniciativa local. Ya nadie confía en Big Brother.

Ingredientes.
Aquí es donde todos nos volvemos un ocho y ponemos cualquier vaina en la carreta. Trata de buscar aceites naturales. Muchos productos contienen BENZISOTHIAZOLINONE que es un preservante anti-microbial que podría llamarse de riesgo moderado. Es por esto que a mi me gustan los productos que se disuelven en mucha agua. Mientras menor y menos confusa sea la lista de ingredientes mejor. Aquí mi consejo es: menos es más y lleva un papelito para copiar lo que no entiendas y buscarlo en Google o Wikipedia. Lo que encuentres compártelo.

Los dejo con mi recomendación de la semana. Los productos Mrs. Meyers son concentrados aroma-terapéuticos. Son un poco carillos pero 100% biodegradables, duraderos (por ser concentrados) y huelen a gloria. Uso el all purpose cleaner, o limpiador concentrado de uso múltiple para trapear el piso, limpiar superficies en la cocina y los baños. Es de limón verbena. Para lavar los platos uso el jabón liquido de lavanda. Está de más decir que últimamente amo lavar los platos. Los productos mencionados están de venta en el Riba Smith y en Orgánica.

Quisiera aclarar que no conozco a nadie de Orgánica o Riba Smith y no me patrocinan ni financian en ninguna manera. El recorte publicado en esta nota es de la edición de mayo de 2010 de la revista Real Simple – Life Made Easier, y la información técnica es de Wikipedia.